Residuos en miel

Recomendaciones para evitarlos

Comisión Nacional de Sanidad Apícola (CONASA)

 

Hoy los principales mercados de nuestra miel establecen exigencias orientadas a asegurar un producto de alta calidad libre de residuos. No comprometa la permanencia de la miel Argentina en el mercado internacional.

Para evitar la residualidad de las sustancias químicas en los productos de las colmenas y el desarrollo por parte de los agentes patógenos responsables de las enfermedades apícolas, se debe implementar un correcto manejo sanitario.

Para ello se ofrecen una serie de recomendaciones que debe tener en cuenta para aumentar la eficacia en el control de las enfermedades del apiario y así obtener productos apícolas inocuos, sanos y sin contaminantes.

 

Residuos

Se debe prestar especial atención y trabajar concientemente en las colmenas para evitar la presencia de residuos en los productos apícolas. La detección de sustancias contaminantes no solo pone en riesgo la continuidad del comercio de nuestra miel, sino que también constituyen un riesgo para el consumidor y para las abejas.

Los productos químicos usados en forma indiscriminada provocan que un alimento inocuo y natural como la miel se convierta en un riesgo para la salud humana.

En un principio quizás no advierta las consecuencias del incorrecto uso de sustancias químicas, pero a mediano plazo pueden ocasionar:

-          Resistencia a los principios activos utilizados

-          Presencia de residuos en los productos apícolas.

-          Reducción en el precio de la producción

-          Prohibición en el ingreso de la miel a países importadores

-          Disminución del rendimiento de las colmenas

-          Ineficacia de los productos que se utilizan

-          Perdida completa de colmenas

-          Incremento de la difusión y de los niveles de ocurrencia de las enfermedades apícolas.

-          Mayor dificultad en el control de las enfermedades con el paso del tiempo.

 

 

Hoy China tiene prohibido el ingreso de la miel a la Unión Europea. Tomemos conciencia y prevengamos para no correr la misma suerte.

 

Quimioresistencia

Se trata de una habilidad desarrollada por algunos organismos vivos para tolerar y sobrevivir a dosis de sustancias químicas que resultan letales para la mayoría de los individuos de una población normal de la misma especie. Es un fenómeno de carácter genético y heredable. Se crea una relación entre el producto y el organismo donde parte de la población sobrevive a la dosis de aplicación.

Las malas prácticas en el uso de productos acaricidas y/o antibióticos, como la aplicación de preparaciones artesanales con principios activos desconocidos, dosificaciones incorrectas y periodos de exposición más prolongados, logran que los patógenos desarrollen quimioresistencia a algunos productos.

Por ejemplo: La resistencia al fluvalinato y amitraz en el caso del Varroa destructor y en algunos antibióticos como el caso de la oxitetraciclina, por ciertas cepas de Panebacillus larvae larvae, agente causal de la Loque Americana, en algunas regiones del país.

Los antibióticos que se utilizan en forma preventiva además de colaborar con el desarrollo de la resistencia, enmascaran los signos de algunas enfermedades. No permiten que la Loque Americana manifieste los signos clínicos propios, evitando así su detección y promoviendo el aumento de la carga bacteriana en el apiario.

 

-          Cuando Usted adquiera un producto acaricida, cerciórese de su principio activo, su concentración, su dosis, su correcta forma de uso y su vencimiento.

-          No compre productos que no tienen rotulados estos datos.

-          Cantidades de antibióticos y acaricidas mayores o menores a las recomendadas, contribuyen al desarrollo de la resistencia de bacterias y de ácaros al producto aplicado.

-          Así mismo se ha constatado la presencia de productos que se elaboran mezclando principios activos sin ningún control, lo cual empeora la situación.

-          El incorrecto uso de los productos veterinarios contribuye a la presencia de residuos en las colmenas.

 

Recomendaciones:

-          Realice un control Sanitario integrado del colmenar (teniendo en cuenta todas las enfermedades apícolas y sus métodos de profilaxis y control).

-          No utilice rutinariamente medicamentos en forma preventiva, siempre curativa.

-          No utilice sustancias químicas para el desabejado de las alzas melarias.

-          Cuando controla varroa, es imprescindible entre un tratamiento y otro, que alterne productos para evitar que el ácaro desarrolle quiomirestencia.

-          Si determina que los ácaros han desarrollado resistencia a algún principio activo, suspenda la aplicación del mismo por al menos dos años.

-          Utilice productos aprobados por el SENASA para la apicultura y respetando las indicaciones de sus marbetes.

-          Respete los periodos de carencia de los medicamentos. La colmena que fue tratada cerca de la mielada no podrá ser cosechada.

-          No piense solo en sus abejas, recuerde que lo que ellas producen lo consumiran seres humanos.

-          Seleccione el material reproductivo por su tolerancia a las enfermedades, dada por su actitud de limpieza.

-          Recuerde que por el solo hecho de aplicar un medicamento no tiene garantizado el control total de la enfermedad.

 

Siempre, antes de aplicar un producto, consulte a un técnico o Inspector Sanitario para decidir cual es la mejor opción, la dosis y el número de aplicaciones.

 

No tenga dudas en el momento de consultar estamos a su disposición para ayudarlos y atender sus consultas.

Recuerde que un producto sin contaminantes equivale a una mejor calidad.

 

Comisión Nacional de Sanidad Apícola (CONASA)

Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria

www.senasa.gov.ar

-